You are here: Home 6 DE ABRIL, 3.32 horas Rimontiamo il Grande Tepee

AYÚDANOS A VOLVER A MONTAR EL GRAN TEPEE


Según un documento de la protección civil, la estimación del coste para la restauración y la adecuación funcional de los edificios asciende a:

10.500.000 € para el Complejo Monumental
5.500.000 € para la Basílica

Reconstruir los monumentos de L’Aquila y de Los Abruzos, destruidos por el terremoto del 6 de abril de 2009, será como «reconstruir un puzzle».

La casa para un indio no servía sólo para vivir y dormir, sino sobre todo para estar en contacto directo con la naturaleza, hacia la cual nutría sumo respeto.

Para un blanco, acostumbrado a construir casas con raíces, resultaba realmente extraño escuchar al jefe de una tribu decirle a su pueblo: "Ha llegado el momento de cambiar de lugar las tiendas, hay que dejar respirar a la tierra".

La tienda no tenía sólo la función de cobertura para la noche, sino que era también un lugar sagrado, la Morada del Gran Espíritu.

Norbert Running, hechicero de la reserva Sioux de Rosebud, narra así el profundo significado espiritual y de respeto de la naturaleza que comportaba para un indio Sioux montar su propia tienda:

"Erguir una tienda significa recrear el mundo, reproducir un mundo."
"En primer lugar, se crea una estrella con las primeras tres astas. La fundación del mundo es una estrella.
Su verdadera forma interior es un cristal de luz."
"Una vez realizada la estrella de manera tal que quedemos centrados, entonces podemos orientar nuestro mundo.
Con las otras siete astas determinamos las siete direcciones."
"Estas diez astas representan una moral cósmica basada en el 'mutuo respeto' intrínseco en toda la naturaleza."
"Al final, las últimas dos astas sostienen las orejas que controlan la entrada del viento en la tienda."
"Así, la tienda y el mundo pueden inspirar y expirar, comunicar con los poderes superiores."
"He aquí, pues, las doce astas, símbolos de los doce meses y, en otros términos, de las estaciones y del ciclo de la vida."

La Basílica de Santa María de Collemaggio fue edificada, o quizás sería mejor decir montada, por Celestino V y por la Orden de los Templarios con el mismo espíritu de los Sioux. Ahora la tierra se ha rebelado, se ha movido, haciendo caer el techo de estilo barroco, que desentonaba con el original medieval, abriéndose así un pasadizo hacia el cielo estrellado.


El espíritu de Celestino V parece haberse despertado tras un largo letargo. Su tierra ha vuelto a respirar y nos invita a volver a montar juntos

La Morada de los Dioses< >Su GRAN TIENDA

Un hombre no puede cambiar el mundo
pero puede difundir
un mensaje
que puede cambiar el mundo