You are here: Home LA CLAVE MASÓNICA PARA LA CUADRATURA DEL CÍRCULO

LA CLAVE MASÓNICA PARA LA CUADRATURA DEL CÍRCULO

Leonardo Da Vinci, en muchas de sus obras, nos ha dejado diversos mensajes codificados más o menos comprensibles, pero la obra en la que nos ha transmitido el mensaje más secreto e inaccesible es, sin lugar a dudas, El Dibujo más conocido y reproducido en el mundo en una infinidad de versiones, >" el Hombre de Vitruvio" <, en el que "el Maestro" indica la clave secreta < para comprender

"la clave masónica para la  cuadratura del círculo"

la única capaz de resolver "el enigma" considerado matemáticamente imposible, a no ser que se utilicen trucos de magia, como los representados en el enlace al que aquí nos remitimos

HOMBRE COSMOLÓGICO

Leonardo estudia las proporciones del cuerpo humano y su conmensurabilidad con las formas geométricas perfectas (círculo y cuadrado). Se trata de unos análisis científicos que tienen finalidades cosmológicas (correspondencia entre micro y macrocosmos) y artísticas (representar correctamente la figura humana y proyectar arquitecturas basadas en las proporciones del cuerpo humano).


En el famoso dibujo de Venecia,
el Hombre de Vitruvio, el análisis de Vitruvio se somete a una serie de desarrollos originales.

El hombre en el círculo y el cuadrado



Construcción geométrica

En Internet podemos encontrar el dibujo disponible en muchas y muy variadas versiones. Una de las más divertidas es la versión en la que el Homus se reproduce cabeza abajo y donde el autor de este dibujo ha tenido el detalle de hacer que pendan hacia abajo > no sólo los cabellos, sino también > el pene.

Parece que nadie le atribuye una importancia particular a este mensaje codificado con valor esotérico, hasta el punto de que en muchos artículos pseudocientíficos publicados en Internet la imagen del Hombre de Vitruvio se reproduce extrañamente "invertida" >, esto es, con los dos pies derechos dirigidos hacia el > oeste.
Por otra parte, incluso entre los estudiosos de la obra de Leonardo, son realmente pocos los que han prestado la debida atención a otros "mensajes" dejados de manera intencional claramente a la vista, pero que han pasado totalmente inobservados para los ojos profanos. 
Una confirmación indirecta de ello podemos encontrarla en un artículo, firmado por Fabrizio Ruta,
con un título sintomático > "Un modelo de la estructura biopsicológica del ser humano", en el que el autor publica la famosa imagen con "los pies invertidos", indicando, en los comentarios de las imágenes, con total precisión, la Galería veneciana en la que está conservado el único ejemplar existente en el mundo, con sus relativas referencias bibliográficas.



Leonardo da Vinci: el hombre "de Vitruvio". Venecia, Galleria dell'Accademia
Conocido también como "
el canon de Leonardo", este dibujo ilustra las proporciones ideales del ser humano, 
respetando los cánones establecidos durante la época romana por el gran Vitruvio y analizados en la época renacentista 
por el matemático
Luca Pacioli en su obra “De divina proporcione”, ilustrada por 60 dibujos de Leonardo.
A propósito de su canon,
Leonardo escribe:
"El centro del cuerpo humano es, también por su naturaleza, el ombligo; de hecho, si se tumba a un hombre sobre su espalda, con las manos y los pies separados, y se apoya  un compás sobre su ombligo, se tocará tangencialmente, describiendo un círculo, 
la extremidad de los dedos de sus manos y de sus pies".


En un primer momento pensé que Leonardo había realizado dos dibujos distintos. En efecto, en algunas de las reproducciones, la figura mostraba los pies hacia la izquierda, mientras que en otras todo estaba claramente invertido, hasta el punto de que me estaba convenciendo de que los dibujos realizados por Leonardo eran efectivamente > DOS < y que el < estaba conservado en París, en el Museo del Louvre. 

Mas tarde descubrí que "
la versión invertida", que con tanta superficialidad había sido erróneamente utilizada, era simplemente un "fotomontaje" fruto de la fantasía, exactamente igual que el instrumento especial de descodificación de misterios, atribuido sin fundamento histórico alguno al propio Leonardo, > conocido como el "criptex", < relacionado con el famoso libro de Dan Brown " El Código Da Vinci"
, cuya historia tiene inicio precisamente con el hallazgo del cadáver del Conservador del Museo, Jacques Sauniere.

En una crítica del libro, en la que se habla del misterioso "Priorato de Sion", aparece precisamente la imagen
reproducida al revés.

"Jacques Sauniere, Conservador del Louvre, es perseguido y asesinado por un inquietante sicario albino. Cuando está a punto de morir, Sauniere se da cuenta de que con su propia muerte desaparecerá  el último depositario de un terrible secreto. Pocas horas después, los hombres de la guardia encuentran el cuerpo desnudo y sin vida de Sauniere. El cuerpo está colocado reproduciendo la posición del  Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci.
¡El hombre, antes de morir, se ha dibujado un pentáculo sobre el pecho con su propia sangre!"



A este respecto, el grupo de investigadores alemanes reunidos bajo el nombre Duplicon-Cultury debió haberse planteado algunas dudas cuando en el año 2000 esponsorizó la exposición de la traducción en alemán del "Código Leicester" de Leonardo en un Museo de Berlín. En el dibujo de presentación del evento, el grupo alemán invitaba al público, que probablemente era completamente desconocedor de la cuestión, a que resolviera el arduo dilema, preguntándose > cuál era la justa dirección hacia la que habría que dirigirse para pasar del "cuadrado" < al > "círculo">: ¿hacia la derecha < o > hacia la izquierda?



En vista de la confusión generada por las
dos versiones en circulación, haría falta un nuevo Sherlock Holmes para descubrir la justa dirección, que además es la única que debe seguirse, o mejor dicho, "perseguirse" con la necesaria atención,



preparación y predisposición psicoenergética, como nos indica el mismo Leonardo en un cuadro igualmente famoso, conservado también en París, en el Museo del Louvre, confiando esta tarea a San Juan Bautista, el cual, retratado con unas facciones particularmente femeninas, apunta con el dedo índice de la mano  derecha hacia el cielo en dirección Este y apoya los dedos medio e índice de la mano izquierda sobre el esternón, a la altura del corazón.



Un mensaje codificado idéntico está contenido en otro San Juan - Baco – siempre en el Louvre -  pero esta vez las direcciones son dos > Una indica el cielo, la otra indica el  terreno, y "las piernas" está cruzadas, con la pierna izquierda cruzada sobre la derecha.
El mensaje que salta inmediatamente a la vista es sin duda > la disposición de los brazos y de las piernas < que en el Dibujo del Hombre de Vitruvio son dobles y están decididamente dirigidas > hacia la izquierda < en dirección al Este.
Pero ciertamente no son sólo los "mensajes" introducidos a propósito por Leonardo. Cada planta, cada flor que rodean al "Baco", esconde algún secreto más o menos claro.
La Encina, la planta sobre la que se apoya el Baco - Juan, tiene unos valores simbólicos profundos, relacionados con el Árbol de la vida y con las 10 Sefirot, subrayando la indisoluble relación entre el Hombre y la Naturaleza y entre la energía masculina y la femenina.


Leonardo había estudiado a fondo la naturaleza en todas sus expresiones y a menudo reprodujo en sus cuadros el entrelazamiento de las ramas, transformándolas en preciosos bordados o en espléndidas alegorías, dibujando la interfaz geométrica en la que toda > la Naturaleza < se inspira para manifestarse.
En el
"Código Atlántico" hay una serie de dibujos dedicados al Arte del Teselado, un sistema geométrico utilizado en el mundo islámico para decorar superficies a través de la simetría de poliedros y formas muy refinadas, como en la Sala del Eje en el Castillo Sforzesco en Milán.


El Arte es un "símbolo">, es  la representación de  lo Invisible por medio de una cosa visible.
El Simbolismo es, en efecto, la ciencia de las relaciones entre lo humano y lo divino.

Dios, a través de la naturaleza,  en todas sus expresiones, habla a través de "signos", y Leonardo, a diferencia de los pintores místicos, que hacían descender el Cielo sobre la Tierra, intenta traducir al lenguaje humano estos "signos divinos" para hacer que vuelva a ascender el Hombre hacia el Cielo, indicándole la dirección, los tiempos y los modos para afrontar y superar los obstáculos para hacer que el artista se convierta en "un consejero espiritual", "un guía para las almas".

Todas estas "señales" confirman cuál es "la dirección" hacia la que hay que dirigir la propia energía y es precisamente
"la imagen invertida"
la que nos da la confirmación, como demuestran la historia de Celestino V y la de Collemaggio, que debe leerse < "al revés">.

Precisamente, analizando desde un punto de vista esotérico y místico los distintos signos y confrontando las dos imágenes 
se comprende que > los cabellos más oscuros < y > la mancha negra < no pueden haber sido colocados "a la izquierda" en vez de "a la derecha" de forma casual, lo que hace aún más evidente "el mensaje simbólicamente zurdo" del gran Iniciado, que para nada de forma casual había adquirido la costumbre de escribir al revés > de derecha a izquierda <. ¿Quizás para confundir aún más sus mensajes en código?



En efecto, si realizamos un examen más atento del
dibujo leonardiano se detectan otros particulares >"extraños" < y totalmente incongruentes a la par que no realísticos.


> ¿ El ojo izquierdo mira directamente hacia el observador del dibujo ?
> ¿ El ojo derecho mira hacia el cielo ?
> ¿ Los cabellos del lado izquierdo son claros ?

>
¿ Los cabellos del lado derecho son oscuros ? 
> ¿ El rostro  y los hombros aparecen inscritos en una rejilla geométrica ?

> ¿ Hay una estrella de seis puntas (-1) dibujada debajo de la rejilla ?


¿Parece que dos amorsillos están besándose,  si volcamos la imagen del rostro?


Il Segreto della Gioconda di Leonardo e la Gioconda di Raffaello - parte seconda



Examinando este > dibujo < en el que se han superpuesto unas rejillas geométricas se puede notar que:

>
¿ La rejilla se subdivide en 64 cuadrados ?
> ¿ El rostro – dentro de la rejilla – está subdividido en 16 cuadrados ?

>
¿ Un triángulo equilátero rodea el rostro ?
> ¿ Otros triángulos están colocados a la altura del mentón y de la nariz ?
> ¿ El rostro aparece inmerso en una copa con forma de luna ?



> ¿ Hay tres pequeños rombos encima del ombligo, que forman un triángulo equilátero ?
>
¿ Hay otro rombo en la mitad de la base del triángulo equilátero, que lo divide en dos triángulos rectángulos ?
> ¿ No está claro si los 4 rombos
están compuestos por 4 triángulos rectángulos o son 4 cuadrados que forman un rombo ?


https://www.facebook.com/giuseppina.holtzner.7/videos/vb.100009676537314/563907813941765/?type=2&video_source=user_video_tab

¿ Las exactas > relaciones numéricas y simbólicas < escogidas por Leonardo  son otro misterio esotérico?



> ¿ Hay un símbolo de una escuadra entre el ombligo y 



> el pequeño rombo en el centro de la base del triángulo ?


> ¿ El vello  encima del pene forma un matorral, del que parece brotar una rosa doblada hacia la izquierda ?


 

> ¿ Hay una mancha negra por el suelo a la derecha del  pie derecho, que algunos estudiosos piensan que simbolice

la "Sephirah Malkuth de Assiah" la 10° Sefirot?



La mayoría de los estudiosos, efectivamente, ha concentrado su investigación de los significados dejados por
Leonardo en otras señales relacionadas con  precisas proporciones geométricas y matemáticas, hoy conocidas y estudiadas en sus mínimos particulares, pero no han tenido debidamente en cuenta el "lado esotérico" del "Maestro Da Vinci" y el hecho de que éste solía introducir en sus obras, como muchos artistas, "mensajes codificados" y no hay duda de que Leonardo establecía > el significado esotérico < de una intención y el empleo de > un símbolo< según una razón especifica, según "los principios" de la > Ciencia simbólica  < perfectamente conocida por Él, y con los que – al igual que otros artistas "adeptos" - indicaba de manera críptica > la unión < de la energía activa (masculina y solar) con la energía pasiva (femenina y lunar ) <>, la unión de la naturaleza humana con la energía divina.


El Hombre de Vitruvio, desde un punto de vista místico, es > el símbolo < escogido por Leonardo para indicar qué sendero debe emprender el hombre para hacer que su alma pueda purificarse  progresivamente, adaptándose a la energía cósmica que le rodea, y volver a ascender, de octava en octava > 888 < hacia  la unión con el Principio Primero.

Pero quizás > la clave de lectura < del  significado mistérico y esotérico de este incomprensible "Codex da Vinci" nos lo plantea otro extraño > dibujo < recibido por una "persona" que, como a menudo sucede en la vida, encontré "por casualidad"
y que luego desapareció inmediatamente y jamás volví a ver.


El estudio de este "
dibujo", que representa dos compases cruzados, con una apertura angular inferior a 90°, sigue esquemas y simbologías masónicas, más o menos comprensibles y descifrables por los "entendidos",

como el círculo inscrito en un triángulo isósceles, que tanto le gustaba a Platón, con los ángulos de la base de 72 grados y el ángulo del vértice de 36 grados.

Ya desde la antigüedad se usaron estas figuras geométricas complejas, resultantes de la composición de varias de ellas, por efecto de inscripciones sucesivas de la una en la otra, para indicar

"el camino de la obra".



La materia prima de los hermetistas es, en el principio del proceso, > caótica <, y se ha simbolizado en un círculo, > el caos elemental <. Es el "dragón mercurial", >El Ouroborus < la serpiente que se muerde la cola. Éste encuentra su correspondencia en el "Vas electionis" humano, el cráneo, > el Calvario < dentro del cual debe tener lugar todo el proceso alquímico,
>
el paso del negro al blanco < , 
que los antiguos romanos identificaban con el
Dios Jano.


Janus Bifrons, el antiguo dios itálico, padre de todos los Dioses, se encargaba de hacer la guardia de los solsticios, que eran considerados "puertas": por el Solsticio de Invierno entran los "Hombres", por el Solsticio de Verano salen los "Dioses".
>
Jano es el Dios de las puertas <


El rostro de Leonardo - con los cabellos negros y el ojo hacia arriba a la derecha y los cabellos claros y el ojo dirigido a la izquierda – está inscrito en un cuadrado, que a su vez está inscrito en un triángulo, alrededor del cual se reconstituye un círculo como una unidad nueva
> símbolo de la nueva unidad alcanzada <
La relación entre la superficie del
círculo interno y la del círculo externo es  de > 1 < a >8 <> , esto es, el círculo más grande es > una octava superior < que el más pequeño y el mensaje simbólico es que:
> el Adepto es superior por una octava al hombre normal <

Resulta menos evidente el significado esotérico del Ojo de Horus > Tercer Ojo < en medio de un > compás < y de una > escuadra < > entrecruzados – en este caso- con un ángulo de 90°<, de manera tal que se forma otro > "cuadrado"< pero >
en el interior <

Por el > lado izquierdo < del ojo, pende, en efecto > un medio semicírculo < , con forma de semi-palpetra, que parece estar en paralelo con una "semicircunferencia" que une > el compás <



El juego se complica si se considera la disposición de las letras del alfabeto de la > a <a la > j < con las que se indican cada uno de los puntos de las distintas figuras geométricas y los números y las letras escritas a mano en la parte superior derecha de la hoja.


Yo, por mi parte, me he hecho una cierta idea de los distintos
significados simbólicos, pero es una investigación que debería hacerse de forma conjunta, inspirándonos en los "mensajes" que yo he dejado entrever a propósito en los distintos capítulos de este "camino iniciático" mío y, de manera particular,  leyendo con atención las consideraciones y los hallazgos que un eminente hermano masón ha hecho en relación con el > movimiento antihorario < de la energía egregórica dentro de un templo masónico una vez que ha sido ritualmente consagrado. 

El ser humano puede compararse con una bombilla. Nace con una determinada potencia > 25 vatios < que, en algunos casos, se va desarrollando de forma progresiva. En la mayoría de los casos esta potencia se bloquea ya a  partir de los primeros años de vida.

Algunos, por el contrario, logran potenciar su propia energía, transformándose en bombillas halógenas, capaces de alcanzar los > 1000 vatios <, aprendiendo a regular su propia potencia y su propio tiempo interior, haciendo que pulse al unísono con el tiempo "cósmico". En efecto, existe "otro tiempo" > el tiempo cósmico < tal y como ha subrayado la experta en física Giuliana Conforto, en una conferencia celebrada en L’Aquila que llevaba por título "la elasticidad del tiempo".


Es una obra que requiere un constante trabajo individual y colectivo, así que no es una casualidad que haya sido acuñado por los hermetistas el concepto del > camino de la obra <, que impone la regulación de las "cuatro energías" > fuego<> aire<> agua<> tierra < para permitir la regeneración a través de cuatro fases > la nigredo <>  la viriditas<> l'albedo <> la rubedo <( negra <> verde<> blanca<>roja) siguiendo las leyes cuaternarias y ternarias en las que se apoya nuestro Universo microcósmico y macrocósmico.

"Encontrarás más en los bosques
que en los libros.
Los árboles y las rocas
te enseñarán cosas
que ningún
Maestro te dirá."
Bernardo di Chiaravalle

Sólo logrando unir > nuestras energías < con las de todos los demás seres que pueblan la tierra, >"seres animados " y, sólo en apariencia, "inanimados", tal y como nos indica Bernardo, < nuestro amodorrado cuerpo podrá hacerse cada vez más ligero y, como muchas "cometas", volver así a volar, cada vez más alto, hacia el cielo.

> hacia
Sirio y las demás infinitas estrellas en busca del propio "elefantito blanco"<

CORAZÓN a CORAZÓN

Un hombre no puede cambiar el mundo
pero puede difundir
un mensaje
que puede cambiar el mundo