You are here: Home Los agujones del Palio Papal

Los agujones del Palio Papal - implicaciones místicas y esotéricas

Correo electrónico Imprimir PDF

Los agujones del Palio Papal
implicaciones místicas y esotéricas

La simbología del Palio ha ido enriqueciéndose a lo largo de los siglos. Al principio poseía una simbología sobre todo eclesiástica, durante todo el primer milenio el Palio representaba a la ovejita que se había descarriado, así que, por consiguiente, significaba el pastor que llevaba a la ovejita > sobre el hombro izquierdo <.


El palio es un antiguo símbolo episcopal tejido en pura lana y es un signo que los Obispos romanos llevan desde el siglo IV para simbolizar el yugo de Cristo que el “Siervo de los Siervos de Dios”, como se define  al Pontífice, lleva sobre sus hombros.
EI Palio de los primeros siglos del cristianismo era largo y cruzado sobre el hombro izquierdo, modelo que dejó de ser vestido en Occidente a partir del siglo IX, como se refleja en la pintura presente en la Sagrada Gruta de Subiaco, del año 1219 aproximadamente, y que retrata al Papa Inocencio III.
Es el Palio que encontramos en toda la iconografía, en todos los mosaicos del primer milenio, al igual que la imagen del Buen Pastor, en los que "la ovejita" resulta apoyada con "la cabeza sobre el hombro derecho ", particular que, como veremos, podría tener un específico significado simbólico sobre la rotación de la energía terrenal para su elevación hacia la "divina".


Seguidamente, después del primer milenio, el Palio cambió de forma; se dejó de entender que era el símbolo de la ovejita descarriada, y tomó la forma de > Y < sobre la persona que lo vestía y asumió otro significado simbólico.

>Y<

come la atribuida a  San Isidoro de Sevilla,
que aparece en la Miniatura del Codex167 – siglo X
con el obispo San Braulio de Zaragoza.

La " Y " indica al pastor la correcta "VÍA"
para hallar a

"
la ovejita descarriada"

http://soscollemaggio.com/it/component/content/article/232-svelato-il-segreto-della-qyq-lalbero-oracolare-di-santisidoro.html

> que no es otra cosa que " Su Alma" <

Palio que es vestido por el Papa Juan Pablo II en la noche de Navidad de 1999 con  > el agujón sobre el hombro izquierdo < en posición invertida, tal y como indica una cierta tradición.

Pero ésta parece haber sido la única ocasión en la que fue vestida por el Papa Juan Pablo II esta forma particular de Palio para indicar la > VÍA < escogida por el Guía espiritual de los católicos. En todas las demás ocasiones, Papa Woithila vistió siempre el Palio de cruces negras.

Palio que ha  mantenido un particular significado simbólico-místico. El Palio está hecho de lana de cordero y quiere representar, como ya hemos precisado anteriormente, a "la ovejita que se ha descarriado", mientras que las  cruces indican que "el Buen Pastor" está siempre preparado para dar la vida  por sus ovejas. Y de esta manera,

el Palio ha  tenido sobre todo un significado cristológico del Cristo Buen Pastor.

Las cruces han asumido el significado de las llagas del Señor.


- Los agujones han asumido el significado de los tres clavos de la crucifixión.

El Palio tradicional está decorado con 6 cruces negras de seda

El Palio es una segunda clase reliquia, que el Papa entrega a los Arzobispos Metropolitas durante la vigilia de la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo (o sea, el 28 de junio).

Los Sagrados Palios se confeccionan con la lana de dos corderos blancos criados por las religiosas del convento romano de San Lorenzo en Panisperna, lana que luego se ofrece al Papa por los religiosos de la Orden de los Canónigos Regulares Lateranenses, que se ocupan de la Basílica de Santa Inés Extramuros, en cuya cripta están conservadas las reliquias de la santa junto a las de Santa Emerenciana. Precisamente los corderos acompañan a menudo a la figura de la Santa romana en la iconografía tradicional.

Los corderos son dejados al cuidado de las hermanas, que se encargan de trasquilarlos durante la Semana Santa. La esquila es puramente simbólica, ya que la lana de los dos corderos nunca es suficiente para tejer todos los Palios requeridos. Seguidamente se mezcla con la lana de otros corderos.

Los corderos son bendecidos en la Basílica de Santa Inés el 21 de enero, día en el que se conmemora la muerte cruenta de la mártir romana, acontecida el año 350 aproximadamente en el Circus Agonalis, la actual Plaza Navona, lugar donde hoy surge la cripta dedicada a ella y donde fue expuesta y más tarde atravesada con un golpe de espada, tal y como se daba muerte a los corderos. El papa bendice a los corderos, tradicional símbolo de la Santa, cuya lana servirá para confeccionar el Palio.


En la cripta, de hecho, la Santa está representada con dos Papas que visten el Palio en su forma perteneciente a la época arcaica.

Los nuevos Palios se colocan sobre el féretro que contiene los restos del Apóstol Pedro bajo el altar mayor en la Basílica de San Pedro en Roma antes de ser distribuidos a los Arzobispos, así la potencia y el espíritu que emanan los restos del Apóstol Pedro pueden descender sobre los nuevos Palios. 



Seguramente éste es uno de los motivos que han llevado inicialmente a Benedicto XVI, en el momento de su elevación al solio pontificio, a escoger > la forma antigua del Palio < vestido por San Apolinère y por Inocencio III.

Monseñor Valenziano, en una entrevista concedida el 23 de abril de 2005 en la sala de prensa de Radio Vaticana a los periodistas acreditados, quiso evidenciar que Benedicto XVI con la solemne ceremonia con la que iba a dar inicio oficialmente a su Ministerio, había decidido poner el acento sobre la  > dimensión pietrina< del papel que se disponía a asumir como Pastor de la Iglesia católica, evocando las tareas que Cristo Resurgido encargó a Simón de Betsaida, el cual creyó en la palabra de Jesús y extrajo la red de la pesca milagrosa, tareas especialmente evidenciadas  por los lugares escogidos expresamente para la celebración de los ritos de la toma de posesión, pero sobre todo por los dos símbolos > el Palio <> el anillo < escogidos por el Papa Ratzinger como directo sucesor de Pedro.

El cambio de la forma del palio y del número de las cruces

El palio de la Tradición fue vestido los primeros tres años de pontificado para ser sustituido seguidamente por un palio similar al usado anteriormente por los otros Pontífices.

Ya desde el inicio del pontificado, dicho palio - siempre según Monseñor Valenziano - ha comportado distintos problemas de carácter práctico; por lo tanto, en ocasión de la Misa del 29 de junio de 2008 (solemnidad de los Santos Pedro y Pablo), el Pontífice volvió a vestir un palio con forma de "Y" similar al vestido comúnmente por los metropolitanos, pero con una forma más ancha y larga y de nuevo con  > 6 cruces rojas < en lugar de las anteriores > 5 < del palio arcaico escogido para el día de la toma de posesión en el solio pontificio.

Desde el 29 de junio de 2008, de hecho, ha cambiado la forma del Palio vestido por Benedicto XVI para las solemnes celebraciones litúrgicas. El que el Papa ha utilizado para la misa de los Santos Pedro y Pablo, en efecto, tiene una forma circular cerrada, con los dos extremos que penden en medio del pecho y del dorso.
Modello stranamente già riprodotto alla base del suo Stemma, uno strano segnale di preveggenza, visto la chiara somiglianza con il Pallio indossato per la prima volta nel giugno 2008.


Los Palios se confeccionan tanto con las cruces negras, como con las rojas, aunque hasta ahora no he conseguido determinar a quiénes se asignan y en qué ocasiones.

Una cosa segura es que este modelo de Palio con cruces rojas, bordadas de dos en dos sobre las tres distintas bandas, no ha sido utilizado nunca por Benedicto XVI, que ha hecho que realicen para él

> una copia única <

Palio completamente distinto en la > forma de las cruces < (cuatro triángulos equiláteros rojos) y que ya no está compuesto por tres partes separadas, a unir entre ellas, sino por  una > única capa circular < con dos limbos, que penden sobre el pecho y sobre la espalda.

Otro particular que debe tener un preciso > significado simbólico numérico < es el colore escogido para las "cruces" : un rojo cálido, parecido al usado por la escudería  "Ferrari". Igualmente tiene que tener un significado preciso la elección del "número" de las cruces y su colocación. Ya no se bordan dos cruces de Malta en cada una de las tres bandas de lana, sino > 4 < sobre la faja circular> una < solamente sobre cada uno de los dos limbos, que unidas forman  > 6 pirámides rojas < equivalentes a < tres octaedros>.

El Palio vestido por los anteriores Pontífices, de los que fue el último el Papa Wojtyla, es usado actualmente exclusivamente por los Arzobispos Metropolitas y está constituido por una banda circular de lana de cordero, de 6 cm de ancho, que se coloca sobre los hombros, alrededor del cuello del metropolita.



El monasterio responsable de la tejedura de los pa lio sy, en particular, del Palio papal es la Orden de Santa Cecilia. Sobre cada una de las tres bandas se bordan dos cruces negras de malta.

Las bandas de lana se unen entre ellas, introduciendo dos de ellas en la banda ligeramente curvada en el centro para permitir apoyar el Palio sobre los hombros, la planeta o la casulla, y con los dos limbos pendiendo por delante y por detrás, de manera tal que – visto tanto por delante como por detrás -  el paramento recuerde a la letra "Y".

En cada cruz (en la parte anterior por debajo del cuello, en el hombro izquierdo y derecho), hay un pequeño lazo, sobre el que se prenden valiosos alfileres >  llamados precisamente "agujones de Palio" (español) o "aciculae" (latín).

Los agujones están decorados con joyas, colocadas sobre la cabeza del perno, y deberían estar dirigidos siempre hacia la derecha (desde el punto de vista del espectador, hacia la izquierda para quien las lleva),

pero Benedicto XVI no parece seguir este ritualem, lo que ha provocado las críticas de algunos sectores de la Curia y de ciertas asociaciones católicas.



Pero dicha posición no es en manera alguna obligatoria, ya que el ritual prevé también unas posiciones diferentes que el Pontífice y pocos otros parecen conocer.

Los modelos
de las cruces del Palio usado por los arzobispos metropolitas son todos idénticos, pero en algunos cambia la posición de los dos hilos que permiten ensartar los agujones para mantenerlos bloqueados en el Palio.

En algunos modelos > los hilos < en los que tienen que ensartarse los agujones están todos en la misma posición, de manera tal que los tres agujones sean ensartados > desde la izquierda hasta la derecha <.

Como confirma también esta imagen de Benedicto XVI con el nuevo Palio.



En otros, en cambio,  > se invierten los hilos < de la cruz colocada sobre el hombro izquierdo, cuando los agujones se colocan, siguiendo un preciso esquema sobre el pecho, sobre el hombro izquierdo y sobre la espalda.


En el nuevo Palio usado por Benedicto XVI > los hilos< en los que se ensartan los agujones son en todos los casos siempre > tres<, aunque desconocemos si se trata de una elección debida puramente a motivos de confección o si en cambio está relacionada con el significado simbólico del número > 3 <

Los tres agujones (de 7 cm de longitud), decorados con joyas ornamentales, son escogidos personalmente por el Papa, así como la posiciónel sentido (el de las agujas de reloj o el contrario), la calidadel color de las piedras, que varían continuamente en función de la ceremonia que se disponga a celebrar.

Las imágenes recogidas nos muestran cómo el Papa Wojtyla parecía seguir constantemente > la rotación hacia la izquierda < en conformidad con un preciso dictamen del  esoterismo místico,

Tal y como indica, entre otros, también Leonardo da Vinci en el dibujo del Hombre de Vitruvio, que esconde un claro mensaje críptico.



> el agujón del medio < colocado a la altura del hombro izquierdo, estaba siempre en la posición contraria >< (en el sentido contrario al de las agujas del reloj) a los otros dos, los colocados sobre el pecho y sobre la espalda.

El Palio decorado con 6 cruces negras, vestido actualmente sólo por los Arzobispos Metropolitas, anteriormente era utilizado también por los Papas hasta el advenimiento de Wojtyla, que en algunas ocasiones se sirvió de agujones con una cruz roja, con un brillante en el centro, agujón utilizado en los primeros tiempos también por Benedicto XVI, pero sólo en el Palio recibido en el acto de su elevación al solio pontificio.

El elemento simbólico más interesante para una correcta lectura críptica del mensaje simbólico con claros valores esotéricos, lo representa la elección, para nada casual, por la que los dos Papas, que utilizaban idénticos agujones con la cruz roja, optaron, y esto es, ambos escogieron la misma disposición, pero > sobre hombros distintos <.

El Palio, siguiendo una línea de comportamiento relacionada con la hermenéutica, con la teología y con la forma del magisterio, lleva en cada una de sus partes un mensaje altamente simbólico, muy difícil de comprender también para los entendidos en el tema.

El Papa Wojtyla, además, escogió vestir tres agujones con la cruz roja y " un solo brillante" colocado en el centro de los dos radios, que se identificaba como "la rosa roja" de los "caballeros de la rosa de la cruz", mientras que el Papa Ratzinger, en una especial ocasión,cuando vestía aún el 1er Palio  de cinco cruces, escogió > un agujón con cruz roja <, peroextrañamente con "cuatro pequeños brillantes" sobre los cuatro lados de la cruz. Agujones insertados delante del pecho y de manera invertida y que no parece haber vuelto a adoptar después de haber cambiado el modelo del Palio.

Pero Benedicto XVI no se ha limitado a cambiar la posición y la calidad de los tres agujones de oro, sino también y sobre todo el modelo la forma del Palio y de las cruces.

En los inicios de su pontificado, Benedicto XVI escogió un Palio antiguo que colgaba desde el hombro izquierdo hasta la rodilla.

Se han bordado en él cinco cruces que simbolizan las cinco heridas sufridas por Jesucristo durante la crucifixión, y que le fueron provocadas en la cabeza por la corona de espinas, en las manos y en los pies por tres clavos con los cuales lo pegaron la cruz y por el golpe de lanza que el militar romano Lancino le inflingió en el pecho para matarle y hacer que terminaran sus atroces sufrimientos.

El 29 de junio de 2008, ha renunciado al Palio antiguo, según se sostiene por parte de la Curia pontificia, por razones de conveniencia. El Palio es luego ofrecido al Papa Celestino V.

Seguidamente, Benedicto XVI decidió utilizar otro modelo con piedras duras de diversas calidades y colores.

El Palio pasa de su forma lineal a la forma anular. El primero, de hecho, se vestía envolviéndoselo encima, mientras que el actual se introduce desde arriba.  Sin duda resulta más significativa la elección y la forma de las >  cruces < que vuelven a ser > 6 < transformadas en un rojo más vivo, con respecto a las > 5 < anteriores bordadas en el Palio de forma más antigua, pero sobre todo, y éste es un detalle no insignificante,

perfectamente idénticas <

a la que en el blasón de la masonería escocesa indican el 30° Gran Elegido Caballero KadoshCaballero del Águila Blanca y Negra.



El Kadosh
es el "santo", el "puro" que ha atravesado el umbral de la iniciación suprema llevando a las extremas consecuencias el tema de la separación de cualquier factor de condicionamiento psicológico, espiritual y filosófico.

Queda por comprobar cuáles han sido los motivos simbólicos y esotéricos que han convencido a Benedicto XVI para cambiar la forma del Palio, haciéndole asumir una forma circular más ancha (9 cm) y más larga y con 6 cruces  rojas, en vez de las anteriores 6 negras.

En realidad, lo que resulta menos comprensible es la distinción, pero sobre todo el motivo que le ha convencido a no volver a vestir > un Palio con forma de "Y"< similar al utilizado comúnmente por los Arzobispos metropolitas y por los Papas que le habían precedido.

El viejo Palio con cruces negras, así como el palio de cruces rojas vestido por el Papa Juan Pablo II durante la Nochebuena de 1999, cuentan ambos con una > Y < por delante y otra por detrás para indicar que el Pastor sabe siempre el sendero a emprender para hallar a la ovejita negra, la ovejita descarriada.

La misma perplejidad suscita la decisión de sustituir el Palio con 5 cruces rojas, vestido por Benedicto XVI, en el momento de la elevación a Pontífice.

Todas estas variaciones muestran que el nuevo Pontífice ha decido orientarse hacia una dirección diversa, más esotérica y mística

 

en la que se invierten los polos energéticos de manera tal que el espíritu, con un movimiento espiral en el sentido contrario al de las agujas del reloj, como el cósmico, pueda elevarse progresivamente de octava en octava hasta el cielo infinito en directo contacto con Dios.


Para acceder a dicho nivel se hace necesario colocar los agujones de manera tal que  >< se invierta el sentido de la energía >< cuando la ceremonia lo requiera

salvo el > posterior <, que mantiene siempre el mismo revés que el colocado sobre el pecho.

Se sigue muy probablemente 

> un esquema <

relacionado con antiquísimas tradiciones, como la céltica, aquí representado en esta cruz, compuesta también ella por

> cuatro triángulos equiláteros <




En la cruz céltica se hace referencia al símbolo del triskell (o trisquel) (del griego tris-keles = 3 piernas), que representa  el carácter cíclico del cosmos.

Reproduciendo gráficamente las 3 fases solares (amanecer, mediodía, ocaso).


Sus 3 volutas giran > en el sentido de las agujas del reloj y en el sentido contrario <

Pero su simbolismo, para los Celtas, es variado y ha sobrevivido incluso después de la cristianización a través de la adopción del valor de la Trinidad:

> las 3 edades del hombre (infancia, madurez, vejez)
> las 3 naturalezas de la divinidad (humana, animal, vegetal)
> los 3 aspectos de la diosa (madre, hija, hermana)

> los 3 elementos del mundotierra<> verde (representado por el jabalí para los Celtas), agua<> azul (= pez), aire <> amarillo (= dragón), que con su movimiento representan el 4° elemento (el fuego), normalmente reincorporado en el círculo que 
enmarca al triskell.

A ello se podrían añadir todos los demás valores y significados que al > número 3 < han asignado las culturas de todo el mundo (madre-padre-hijo, sol-luna-tierra, … ) y probablemente los Celtas tenían como base simbólica del triskell muchas otras categorías triples.

Pero desde el punto de vista de nuestra investigación es necesario entender por qué el Pontífice coloca su triskell suponiendo que se trate de un trisquel – hacia la izquierda.

En efecto, parece que utiliza el mismo enfoque místico y esotérico de los sacerdotes Druidas.

< Triskell en Vaticano>


Pero entra en juego – de ello estamos convencidos – también la concepción metafísica platónica y pitagórica sobre el significado simbólico y esotérico de los 5 poliedros y del cubo de metatrón.

Y probablemente, por lo que respecta a  las piedras ornamentales, existe una estrecha relación con las > 12 piedras < colocadas sobre el "Pectoral de Aarón", piedras de significados rituales, mágicos y quizás taumatúrgicos y que no por casualidad son citadas también en el Apocalipsis, donde se habla de las mismas piedras utilizadas para la construcción de la "Jerusalén Celestial".



> Se plantean inevitablemente algunas preguntas <

1) ¿Por qué Benedicto XVI escogió a propósito no introducir de nuevo la forma de > Y < para su nuevo Palio, forma que, en cambio, ha mantenido para el Palio vestido por los Arzobispos metropolitas?


2) Las 5  cruces rojas del anterior Palio representaban a las 5 llagas de Jesús crucificado. Las 6 cruces rojas, ¿qué significado tienen, visto que Benedicto XVI ha decidido cambiar también < el pastoral> escogiendo el de Pío IX con la cruz griega de oro, eliminando el crucifijo de plata?





3)
¿Por qué ha escogido la > cruz roja < que en el blasón de la masonería escocesa indica el 30° Gran Elegido Caballero Kadosh, Caballero del Águila Blanca y Negra?

4) ¿Por qué ha escogido > Tres Agujones de oro < como una espada y ya no, como era tradición, como un simple "clavo" de la crucifixión, cambiando la posiciónel sentido (el de las agujas del reloj y el contrario), la calidad y el color de las piedras, que varían continuamente en función de la ceremonia que se disponga a celebrar?

5) ¿Qué significado simbólico tienen el colorla calidad de las >Tres Piedras < ornamentales, como  el crisopacio (verde), la cordierita (azul) y el topacio (amarillo) o las otras combinaciones, que escoge según las distintas ocasiones?

6) ¿La elección esta relacionada quizás con los 4 elementos > Agua<>  Fuego <> Aire<> Tierra < ?


7) ¿Con qué criterio los mantiene unidos entre ellos?



8)
¿En qué ocasiones, entre las piedras ornamentales de los tres agujones, escoge revestirse de un solo elemento como "el agua" o "el fuego"?

9) ¿Esta elección está relacionada quizás con las > energías < de los distintos chakras?

10) ¿Existe una relación, además de simbólica y mística, con la energía de las 6 cruces rojas y las seis pirámides, que se forman uniendo entre ellos los "4 triángulos equiláteros", que componen cada "cruz"?


11)
¿El Palio representa quizás > un talismán < un > círculo mágico < ?



Como en el "Fausto" de Goethe

******

El Círculo mágico es usado en los rituales para despertar la energía, para acumularla o para dispersarla.

El círculo mágico permite concentrar las energías para elevar el poder individual y/o colectivo.

Pero también posee la capacidad de mantener lejanas > las energías negativas < indeseadas, haciendo entrar sólo a las energías invocadas.

Estas técnicas, una vez aprendidas permiten hacer que fluya la energía

> en el sentido de las agujas del reloj y en el sentido contrario <

permitiendo alcanzar niveles de consciencia cada vez más elevados.

Exactamente tal y como sucede dentro de la Basílica de Collemaggio, que esconde

"el Secreto de los Tres 888"

De manera que vuele dulcemente hacia el cielo infinito, impulsado por el aliento divino y por la música de las esferas celestes.

corazón a corazón


Abogado Giovanni Salvati

Un hombre no puede cambiar el mundo
pero puede difundir
un mensaje
que puede cambiar el mundo