You are here: Home NON USATE IL NOSTRO NOME

"No uséis Nuestro Nombre"

Correo electrónico Imprimir PDF


El terremoto del 6 de abril de 2009 ha sido una señal y un advertencia terrible, que los intelectos más sensibles han retenido y acogido en su propio corazón. Parece que por fin el espíritu de Celestino haya conseguido abrirse paso entre los escombros morales y espirituales, debajo de los cuales precisamente se había sepultado de tiempos inmemoriales aquella Iglesia Spiritualis, tanto anhelada por Gioacchino da Fiore; él mismo había predicho su llegada después de 1260, gracias a la actividad de un Papa Angelicus, que mucha gente consideraba reconocer precisamente en Celestino V, tras la renunciación de San Francisco, que había elegido un camino místico y solitario, retirándose a orar en el monte de La Verna, dejando deslizar hacia el cielo Su cometa repleta de sueños.
Celestino la recogió, pero también él la retuvo un instante y luego fue obligado a dejar que se escapara.

Ahora parecería que Bendito XVI la haya agarrado y la tenga fuerte en Sus manos.
El
28 de abril de 2009 el Papa fue expresamente a la ciudad de L'Aquila para encontrar al espíritu de Celestino y reanudar el intenso vínculo entre dos modos de ser y de pensar tan diferentes, pero siempre vigentes. 
Pues no es casual que la oferta a Celestino del "
palio papal" siguió un ritual muy puntual lleno de significados simbólicos, como el mensaje que Bendito XVI quiso atribuir a la ceremonia, poniendo a vigilar la Puerta Sagrada, a los Bomberos, los héroes de las Torres Gemelas, donde muchos de ellos se encaminaron plenamente conscientes hacia una muerte cierta e inevitable en la tentativa desesperada e inútil de salvar más vidas humanas.

Con este gesto ha unido simbólicamente el
terremoto de L'Aquila con el atentado suicida de Nueva York. Los modos y plazos elegidos para esta cita –de carácter exclusivamente privado, como ha sido declarado oficialmente –destacaron, mediante un estudio más detenido, varias lecturas que no eran exclusivamente simbólicas y litúrgicas, ya que resultó patente que el Pontífice quiso lanzar una aviso puntual a las autoridades municipales, ausentes injustificados y no listos para intuir inmediatamente las implicaciones morales y políticas que la ausencia del Alcalde habría conllevado.Pues entonces hay que tener mucho cuidado cuándo y cómo tomar partido también cuando las intenciones parecen ser sinceras.

Por lo tanto no es al azar la elección de titular este capítulo

"No uséis Nuestro Nombre"

Hace unos años atrás, durante la 1° guerra del Golfo, quedé impresionado por la imagen de miles de banderas arco iris, que quedaban colgando en los balcones como invitando a la paz, también después que el conflicto había acabado desde hace tiempo.
Entonces escribí una carta a
Furio Colombo, director del diario l’Unità y otra más a Gianni Minà.
Ninguno de los dos me contestó directamente, pero después de un tiempo salió en l'Unità un buenísimo artículo y se publicaron
dos Libros con el símbolo, que yo mismo concebí, de la "bandera del arco iris " en lugar de las rayas rojas y blancas de la bandera americana.


1) el primer libro satírico fue de Giorgio Forattini, titulado "Guerra y Paz", publicado por Mondadori.
2) el segundo libro "No uséis Nuestro Nombret" tratábase de la traducción al italiano de la relación de las experiencias de unas familias de las víctimas del 11-S, que habían creado la asociación pacifista "Peaceful Tomorrows". En lugar de aislarse en su propio dolor y resignación decidieron compartir esta dolorosa experiencia, donde este enfrentamiento entre culturas y formas de entender las relaciones entre individuos, había llevado a afectar y destruir todo y todos de modo indiscriminado, sin el respeto a nadie y ninguna cosa.
Fueron a Afganistán para encontrar a los civiles afectados por las bombas americanas; a Japón para conocer a las víctimas de la bomba atómica; a IRAQ antes de que fuese atacado y aprendieron a enfrentarse con quien les acusaban de antipatriotismo, haciendo de manera que su asociación llegara a ser una de las más importantes y conocidas por la lucha no tan sólo contra la guerra en IRAQ, sino contra todas las guerras en general, que han nacido de choques de culturas y religiones, que se creían mejores que las otras.



Desde ese entonces hasta hoy, mucha agua corrió bajo el puente; el Presidente Bush terminó su guerra fratricida y ahora en su lugar los americanos han elegido a un hombre de piel oscura, el Presidente Obama, quien parece tener en sí el mismo ánimo que alimentó y guió a Celestino V en su misión terrena, como además lo reconoció la comisión que recientemente le ha entregado el Premio Nobel de la Paz, para que pare los conflictos entre culturas y religiones que destrozan nuestra civilización y para que no nos quedemos indiferentes e insensibles ante las tragedias que Nos rodean, como, tristemente está representado en la foto abajo a la izquierda, que esperemos haya sido construida de propósito por el fotógrafo alemán Thomas HoepKer que la sacó.(foto publicada por la revista fotográfica "Magnum" para el sexagésimo aniversario de su fundación por parte del famoso fotógrafo de guerra FranK Capra, colección de fotos coordinada por Brigitte Lardinois. Ed. Contrasto Due srl.).



O en cambio con crudo realismo, como la imagen a la derecha, sacada del Álbum de la Galería Eliott- Erwith del fotógrafo Jhon Cleary, que hace sonreír, pero que lamentablemente no discrepa de la realidad actual.


No es casual que un periodico de la regíon de Los Abruzos "Abruzzo 24 0re" haya publicado la imagen de Celestino V, símbolo de paz y hermandad, con la cara del Presidente de Estados Unidos, que de sus primeros actos llevados a cabo, realmente parece ser una cometa repleta de colores.

Igual que
Federico II, San Francisco, Fraile Elías y el Califa de Egipto Malik al Kamil, quienes habían comprendido que una sola raíz compartida podía y puede aunar los dos campos adversos: El Jesús de los Evangelios y él mismo del Corán. El mensaje común de "paz y bien ", que junta a los pueblos de la tierra en una sola "Ecumene".



Obama, como Celestino V, para que realmente tenga la misma fuerza de carácter y la idéntica previsión.

Celestino, ascendiendo al poder, efectivamente llevó a cabo hechos impensables y tomó decisiones tan avanzadas por ese tiempo, pero sobre todo irreversibles, que su rápida y seguramente no espontánea destitución, no consiguieron bloquear, mortificar, ni menos aún debelar o erradicar de las conciencias. Cada uno tiene valores personales en los cuales cree firmemente y para los cuales pide el respeto antes de todo a sí mismo y luego para los demás. Los valores y principios morales de referencia, así como los interpersonales, representan un patrimonio personal y exclusivo; siempre deben ser elegidos discrecionalmente por el individuo y nunca hechos valer por el grupo, aunque sean justos.

Y Celestino con su acción y sus irreversibles decisiones subrayó el principio del respeto absoluto debido a los convencimientos religiosos del individuo o del grupo, prescindiendo de la religión a la cual pertenecen, aceptado o no por las otras religiones, ya que la fe en un "Ser Supremo", puede experimentarse sólo como un acontecimiento absolutamente personal e Íntimo entre el sujeto y el Dios en el cual el mismo cree, sin intermediarios que deben limitarse únicamente a consejar o sugerir – si se aceptan y se reconocen - los criterios y los plazos más adecuados, sin interferir nunca o imponer opciones alternativas y vinculantes.

A finales del año 1200 el camino de algunos Espíritus guías, el último de los cuales fue Papa Celestino V, se interrumpió.
Intervino
una eclipse y la luz desvaneció. La energía que había hecho nacer a los Caballeros del Temple, el movimiento de los cátaros, el de los albigienses y el cisterciense, autor conjuntamente con los templarios de cantidad increíble de catedrales en un estilo nuevo y futurista, determinando un cambio radical en la mentalidad corriente, influyendo en la economía y en varios aspectos sociales políticos de la sociedad feudal, liberando mentes y corazones, repentinamente se había apagado.


Todos juntos en una única civilización: ayer como hoy, problema de la convivencia pacifica entre los pueblos, no resuelto, como lo ha puesto en evidencia muy bien Vittorio Zucconi en un artículo que salió en el diario "la Repubblica" el 10 de febrero de 2008 e inmortalizado en estas dos fotografías simbólicas: como el chico chino de camisa blanca frente el tanque en la Tienanmen y más recientemente la rebelión de los jóvenes en Irán para las elecciones consideradas ilegítimas. 

Martín Luther King lo ha encontrado y lo ha pegado a su cola con una hojita
"
I have a dream"
Para escuchar el «
discurso del sueño» había un millón, diez, ciento, mil millones de personas, porque ese evento, como otros de la historia, ha llegado a ser, a lo largo del tiempo, un evento universal; un día que todas las generaciones contemporáneas y sucesivas piensan haber vivido personalmente.
No todos fuimos a
Washington el día aquel. Pero ese día ya está dentro de todos Nosotros, como el 6 de abril de 2009, que abrió un paso hacia las estrellas en tantas viviendas y tantas Iglesias en espeial en la morada celeste de Celestino V.


Esta Basílica, única en el mundo, debe absolutamente ser reconstruida en estilo medieval, eliminando los adobos restantes y añadiduras barrocas, que se cayeron al suelo aquel día fatídico, el 6 de abril de 2009.
Cualquier ornamento o símbolo religioso, que ha sido añadido en época sucesiva, habría que eliminarse para garantizar el restablecimiento de un entorno altamente espiritual sin ninguna huella y ornamento de un culto propio, porque debe volver a ser, como era en el intento de Sus proyectistas y de Celestino V; un Templo del Espíritu, abierto a todos los credos sin ninguna distinción o prejuicios.

De hecho es un símbolo de paz universal, en el cual con justo título debería ponerse el emblema de la bandera de la paz concebido en el lejano 1930 por Nicola Roerich y elegido como emblema del Pacto de Roerich para la protección de los tesoros del genio humano.

El 15 de Abril de 1935, este Pacto fue firmado en la Casa Blanca, asistiendo al acto el Presidente Franklin D. Roosevelt, por los representantes de veintiuno Gobiernos del Norte, el Centro y el Suramérica. Ellos disponían para que los Institutos de educación, arte, religión y ciencia, así como todos los lugares de relevancia cultural, fuesen considerados inviolables, y respetados por todas las naciones en tiempo de guerra y de paz.

La firma de este Tratado fue una oportunidad de gran solemnidad. El Presidente Roosevelt había invitado en su oficina, al lado de los representantes diplomáticos de las veinte repúblicas americanas, también al Secretario de Estado, Cordell Hull; el Secretario de la Agricultura, Henry A. Wallace; los Directores de la Unión Panamericana, Sr. L. S. Rowe, y Sr. E. Gil Borges, y los miembros de la junta de administración del Pacto Roerich.

Clausurando el acto de la firma, el
Presidente Roosevelt difundió el siguiente mensaje a través de un programa radiofónico internacional: «Es más apropiado que en este día, definido como Día Panamericano por los Presidentes de todas las repúblicas del continente americano, los Gobiernos–miembro de la Unión Panamericana firmen un tratado que marca un paso hacia adelante en la preservación de los conseguimientos culturales de las naciones de este hemisferio.
Para que
las Naciones del mundo conozcan y aprueben este Pacto de las Naciones del mundo, nosotros estamos esforzándonos para hacer que la petición universal llegue a ser uno de los principios fundamentales para la preservación de la civilización moderna. Este Tratado posee un significado espiritual mucho más profundo que el contenido del documento de por sí. Dejadnos reconducir una renovada alianza con aquellos altos principios de cooperación internacional y solidaridad, que estoy seguro de que serán un gran aporte a la civilización a través de las Américas ».


El Secretario Wallace hizo la siguiente declaración a la prensa, en la cual tras haber reexaminado la historia del Pacto, termina: «Nunca hubo ideal más necesitado como ahora. Aunque cada nación esté solucionando sus asuntos económicos y sus asuntos nacionales, también es necesario que reconozca sus responsabilidades por ser parte de la comunidad de las naciones. Yo firmemente digo que es tiempo para los idealistas - quienes creen en a realidad de mañana – de estrecharse alrededor de un símbolo de tal unidad cultural, internacional. Es tiempo que invoquemos aquel reconocimiento de belleza, ciencia y educación, que corre a lo largo de todas las fronteras nacionales para reforzar todo lo que nos interesa, en nuestros propios gobiernos y en nuestros hábitos. Es por esta razón que yo considero la ratificación del Pacto Roerich un paso tan significativo.

La
Basílica de Collemaggio es un lugar de importancia cultural y espiritual mundial e interreligioso, a considerarse no sólo inviolable, ni mucho menos de uso exclusivo de un único culto - como ha pasado durante siglos también por elección de la Iglesia católica de no valorarla y hacerla conscientemente ya no más operativa, como procuramos destacar en los rubros de este sitio; el cual ha sido concebido y muy anhelado precisamente con el fin de hacerla conocer y tutelarla, volviéndola un Lugar Sagrado para toda Religión a beneficio de la entera humanidad y no sólo de una parte limitada, interesada además en minimizar su envergadura y sus finalidades interreligiosas y ecuménicas.

- De hecho no es al azar que han sido eliminadas las partes activas (véase reliquias), ha sido transformada en Iglesia barroca, bajando el techo, cubriendo las columnas e impidiendo que acabaran las obras de restauración total organizadas por el Superintendente de Bellas Artes, Arq. M. Moretti, obligado a interrumpir las obras y que murió de pena por las increíbles oposiciones de un entorno poco favorable a aceptar el restablecimiento de la estructura original medieval.

- Seguramente no es casual que del año 1970 se ha continuado a cubrir con bancos y sin darle publicidad de algún modo el laberinto de los

>Tres 888<

- No es casual el mensaje que Papa Bendito XVI hizo llegar de modo simbólico a la comunidad de L’Aquila, y a las autoridades municipales, ausentes no justificados y no listos a intuir inmediatamente las implicaciones morales y políticas que la ausencia del Alcalde habría conllevado.


- Resultó igualmente evidente que con este mensaje el Pontífice, reconociendo el imperecedero título de Pontífice a Su lejano predecesor, anuló formalmente su gesto, vinculándolo de modo indisoluble a la Iglesia católica romana, de la cual el mismo se había voluntariamente separado.


- Así como es difícilmente impugnable que, abriendo personalmente la Puerta Santa sin la presencia obligatoria del Alcalde, mostró que no aceptaba la elección laica de Celestino con la Bula del 29 de septiembre de 1294, como destaca en el capítulo destinado a la Perdonanza.



¡No se puede absolutamente compartir esta toma de posición!

La Bula del Perdón habla de "vere penitentes et confessi", sin obligación de comunión , usando una formula tan revolucionaria que sucesivamente y de modo inútil hizo poner en duda su autenticidad " por ser considerada no correcta desde el punto de vista de la doctrina". De hecho las indulgencias solían cancelar la pena temporal, pero no el pecado, y tampoco la culpa, en cambio Celestino preveía la absolución de la pena y la culpa. Quienquiera, de toda clase o raza, podía ir a la Basílica, cuando quería y podía con la conciencia del mal hecho o los rencores anidados en el alma y, con su firme intención de cambiar, pidiendo "perdón" por sus más o menos graves errores o equivocaciones, sin necesidad de confesarse con un sacerdote y pues recibir el perdón y penitencia, según el rito católico, precisamente por no estar prevista

"la comunión"
Aunque si
la indulgencia plenaria era dirigida a la comunidad cristiana, no son pocos los que consideran que fuese destinada a todos, sin ninguna distinción de fe o credo, por la característica innovadora y ecuménica y por "el caríz laico " dado a la Perdonanza, cuya Bula fue entregada a las Autoridades comunícales, quienes, en cada solemnidad, invitan al Obispo y el clero a participar en la ceremonia de apertura de la Puerta Santa por parte del Alcalde de la ciudad, el único que tiene la autoridad para hacerlo, después de la lectura de la Bula.
La
Iglesia romana, como muchas veces en Su historia, persiguió y mató en la vida a sacerdotes y frailes que habían mostrado, con gestos y palabras, que no iban por el buen camino, para luego perdonarlos y transformarlos en Santos.

No tubo mejor suerte San Pedro Celestino, quien, como aparece en un cuadro de Bartolomeo Romano expuesto en el Prado, después de dimitir de Papa, había llevado las simples vestimentas de Fraile y no aquella de obispo que lleva en el relicario que está expuesta al público. Sus huesos han sido robados varias veces. Los restos mortales se guardan actualmente en el mausoleo construido en el nicho ubicado a la derecha del altar mayor y encerrados en un sarcófago de vidrio y latón bronceado con plata superpuesta, obra con fecha 1972, creada por el orfebre de L'Aquila, Luigi Cardilli.


En el sarcófago - ofrecido por monseñor Mario Pimpo prelado romano, pero que nació en la aldea de Tempera, cerca de L’Aquila - se han puesto las reliquias del Santo, que ya habían sido recompuestas en 1944 por voluntad de Carlo Confalonieri, arzobispo de L’Aquila en esa época.


En dicha oportunidad el prelado puso en el dedo anular del santo su anillo episcopal y prestó sus facciones a la máscara de cera sobrepuesta a las reliquias de Celestino. Hecho realmente singular: también el anillo ofrecido por el arzobispo en 1976 unos ladrones intentaron robarlo tratando forzar la urna.

No uséis mi nombre y mi rostro en vano podría gritar al viento el pobre frailecillo. Demasiadas veces le cambiaron los vestidos y le hicieron perder la cara, además de la dignidad y el prestigio papal y no es por casualidad que lance al cielo un grito de alarma para que no vuelva todo igual que antes y que nuevamente vuelvan a esconderse las estrellas.

El 5  de mayo 2013 el "Palio" que Bendito XVI ofreció a Celestino V ha sido puesto en la vitrina, que guarda sus restos mortales, con nuevos paramentos, el anillo petrino y los tres agujones, y también "un nuevo rostro" de plata, creado apropiadamente con las técnicas modernas más avanzadas, haciendo los relieves adecuados en la calavera original.

Collemaggio y San Pedro Celestino nos piden ayuda y apoyo y claramente es imposible rehusárselo.
Ha sido llevado al cielo por muchas cometas en cuya cola tenían pegada una pequeña llama de luz que deslizaba suavemente hacía el cielo buscando la estrella de Celestino V que enseña nuevamente el camino.

Es un mensaje de amor y ayuda escrito en lengua italiana, pero estimo seguro que quien lo recibirá lo lanzará nuevamente en su idioma hacia otras estrellas y así por el estilo, de estrella en estrella y, como suele pasar después de cada huracán, aparecerá en el cielo un puente de luz con todos los colores del arco iris, que unirá L'Aquila y su Papa Celestino V a todas las ciudades del mundo.
En la Biblia, tras el diluvio, Dios puso en el cielo su arco de luz, el arco iris, como símbolo de paz y eterna alianza con todo el universo: "nunca más serán exterminados los seres humanos por un diluvio; nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra " (Génesis,9,12-16).


En este momento difícil para la ciudad de L'Aquila la enorme energía colorada con los siete colores del arco iris, que se difunde en tantas almas de todo el mundo, debe ser encauzada enteramente hacía la reconstrucción de la Basílica de Santa María de Collemaggio para que la ciudad de L’Aquila, llegue a ser la nueva Jerusalén, el nuevo Centro espiritual de la humanidad como querían que fuese sus fundadores y su Pap

El Águila Americana parece precisamente que ha captado el mensaje de paz y Su Presidente Obama lo ha puesto en las manos coloradas de todos los niños del mundo, quienes están listos a partir "

"en busca del elefante blanco"
http://soscollemaggio.com/es/en-busca-del-elefante-blanco.html

Corazón a corazón

abg.Giovanni Salvati

Un hombre no puede cambiar el mundo
pero puede difundir
un mensaje
que
puede cambiar el mundo


Allegati (5)
Einen Stern mehr.pdf il 15/ott/2009 09.23 da Giovanni Salvati (versione 1)
Per una stella in più.pdf il 15/ott/2009 09.23 da Giovanni Salvati (vers. 1)
Por una estrella mas.pdf il 15/ott/2009 09.23 da Giovanni Salvati (vers. 1)
Pour une étoile en plus.pdf il 15/ott/2009 09.23 da Giovanni Salvati (vers. 1)
Yet another star.pdf il 15/ott/2009 09.23 da Giovanni Salvati (vers. 1)